Cineris Memorial - Blog

Blog

Cineris Memorial - Blog Cineris Memorial - Blog

Nos ponemos en contacto

Nuestro servicio se ajusta a las necesidades y deseos del cliente para garantizar que tus seres queridos tengan la despedida que merecen. Consúltanos tus dudas y nos pondremos en contacto.

Newsletters





Joomla Extensions powered by Joobi

¿Cuáles son las razones que explican el aumento de las cremaciones en España?

¿Cuáles son las razones que explican el aumento de las cremaciones en España?

En los últimos diez años, la media nacional de cremaciones ha aumentado significativamente en nuestro país hasta alcanzar un 38%, frente al 23% registrado en el año 2007, según fuentes de Etérnima. Los españoles optan cada vez más por esta alternativa al entierro tradicional, aunque todavía nos encontramos lejos de las cifras de otros países como europeos como Gran Bretaña o Dinamarca que superan el 70%.

Entre las razones que explican este fenómeno se encuentra el cambio progresivo de las tradiciones fúnebres en sociedades en las que conviven diferentes culturas y nacionalidades. A pesar de que la incineración ha sido históricamente rechazada por las tres grandes religiones, Judaísmo, Cristianismo e Islam, en la actualidad la opción de la cremación comienza a gozar de una mayor aceptación a medida que las costumbres se relajan para adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades de la sociedad.

Asimismo, la incineración supone una alternativa para el problema de la falta de espacio en los cementerios. Un informe realizado por la BBC estimaba que prácticamente la mitad de los cementerios de Inglaterra podría quedarse sin espacio en los próximos 20 años, mientras que un cuarto de ellos estarían saturados en la próxima década. En España también se está evidenciando esta problemática en los últimos años, pese a que en nuestro país, al contrario de lo que ocurre en otros, los nichos permiten que varios miembros de una misma familia descansen en el mismo lugar.

Por otro lado, el aumento de las incineraciones en nuestro país guarda una estrecha relación con la pérdida de poder adquisitivo de las familias a raíz de la crisis económica. Los procesos de cremación, con o sin despedida póstuma, resultan menos costosos que los funerales y entierros tradicionales. En España, el precio medio de un entierro oscila entre los 3.000 euros y los 6.500 euros, dependiendo de la provincia, mientras que la cremación con o sin velatorio se mueve en el entorno de los 2.500 a 3.500 euros, según los datos de El Comprador de Servicios Funerarios en España.

Otro aspecto a valorar cuando hablamos de la incineración es el impacto medioambiental de este proceso fúnebre frente al entierro. Si bien ninguno de los dos procesos es medioambientalmente amigable en términos absolutos, puesto que tanto en el proceso de incineración como en el proceso de embalsamamiento se trabaja con sustancias perjudiciales para la naturaleza, la brevedad y rapidez del proceso de cremación hace que se reduzca sustancialmente su impacto sobre el medio ambiente.

Además, plantea una alternativa para reducir la tala excesiva de árboles necesarios para la fabricación de ataúdes. En este sentido, el mercado funerario está avanzando con gran celeridad en el diseño de urnas fabricadas a partir de materiales biodegradables que se descomponen y se integran en el medio con gran rapidez sin dejar huella ecológica. Estas urnas, que tienen un precio más económico que las urnas tradicionales fabricadas con materiales como el mármol, el metal o la madera, se adaptan al espacio en el que van a ser depositadas, ya sea en tierra o en el agua. Así, por ejemplo, las urnas destinadas al mar están fabricadas a base de sales, arena o papel reciclado… para desintegrarse sin dejar restos perjudiciales para las aguas.

¿Cuáles son las razones que explican el aumento de las cremaciones en España?

Por último, en el plano emocional, la incineración ofrece a los familiares la posibilidad de depositar las cenizas de sus seres queridos en un enclave emotivo y cargado de significado para ellos. Además del esparcimiento de cenizas, cada vez se está popularizando más la reintegración en la naturaleza a través de árboles o plantas que brotan del lugar donde se depositan parte de las cenizas. Una hermosa metáfora para afrontar la pérdida de un ser querido y cerrar el círculo volviéndole a dar un lugar en la naturaleza.